Es el proceso por el cual se prepara una superficie para un posterior pintado. A la superficie ya imprimada se le llama soporte pictórico.

La imprimación es la primera capa de pintura que se aplica sobre la superficie. Por ello las imprimaciones han de anclarse perfectamente sobre la superficie a pintar y ser compatibles con las siguientes capas o materiales de pintura:

Por lo tanto deben de:

 • Disponer de poder de relleno /viscosidad con objeto de penetrar por los valles y rellenar las crestas de las micro-rugosidades que se encuentran en la superficie a pintar.

• Ser compatibles entre la superficie y las siguientes capas de pintura, las imprimaciones realizan funciones de agentes compatibilizantes.

•  Limpiar la superficie de posibles contaminantes y activarlas haciendo funciones de promotor de adherencia, con objeto de asegurar un perfecto anclaje.

Actualmente en el mercado existen una amplia gama de imprimaciones las cuales están diseñadas para cumplir algunas o todas las funciones anteriormente descritas.