El esmalte al agua es recomendado para el uso de exteriores. Este tipo de pintura de esmalte al agua, como su propio nombre indica, lleva agua como disolvente y puede tener un lustre brillante o mate. El esmalte al agua tiene una gran duración y es fácil de limpiar.