La pintura con textura es usada para darle un acabado especial a las paredes. La pintura con textura es espesa y suave. Una vez aplicada se le da textura con otras herramientas. La pintura con textura es generalmente usada en techos o paredes donde se necesite cubrir imperfecciones.