La pintura decorativa constituye uno de los pilares más importantes en el mundo de la decoración por su adaptabilidad a todos los estilos y prácticamente a todos los materiales. Es una forma de modificar y sobre todo de embellecer el entorno. A través de los siglos el hombre por su creatividad, a veces innata, ha tenido grandes intereses y la necesidad de adornar su entorno, sobretodo añadir atractivo a paredes u objetos carentes de belleza. La pintura decorativa se adapta a todos los estilos y formas, opciones para todo los niveles de destreza.

La pintura decorativa es una de las vertientes más en auge en estos últimos tiempos en el tema de la decoración de interiores. Pero decorar las paredes de un hogar no es una cosa sencilla que podamos tomarnos a la ligera. Puede que tengamos unos muebles fantásticos pero si no acertamos con el color de las paredes, éstos no lucirán cómo es debido.

Un error muy típico es dejarse llevar por las tendencias de moda a la hora de decorar los interiores de nuestro hogar. Pero debemos intentar evitarlo. Lo principal es tener muy en cuenta nuestro propio gusto, porque lo primero somos nosotros ya que va a ser nuestro hogar y debemos estar a gusto en él.