No se fíe del aspecto que pueda tener su embarcación. Tanto el agua de mar como los rayos ultravioletas del sol degradan la fibra de vidrio y las pinturas. Con la pintura puede preservar el substrato del casco, proporcionando una película más resistente o restaurar su aspecto original prolongando la vida de su embarcación.

En Pinturas Quimo tenemos dos tipos de pinturas para embarcaciones. Una con base sintética y otra de poliuretano.

· Pintura para barcos con esmaltes sintéticos Quimo

Son acabados de un componente que, una vez aplicados, se secan rápidamente mediante el contacto con el aire. Aunque su aplicación es más sencilla, el resultado obtenido, en líneas generales, no es tan bueno como el resultado de un poliuretano. Sin embargo, si se tiene poca experiencia, se conseguirán mejores resultados con un producto de fácil aplicación.

· Pinturas para barcos con poliuretanos Quimo

Son pinturas de acabado de alto rendimiento que conservan mejor el color y el brillo. Los poliuretanos de Quimo consisten en una base y un catalizador (también conocido como "curing agent") que se mezclan para que, una vez aplicado, la película se seque químicamente formando una capa muy dura de alto brillo. Cuando se han mezclado los dos componentes, el aplicador dispone de un cierto tiempo, que se llama "vida de la mezcla", para aplicar el producto antes de que se vuelva demasiado espeso para aplicarlo.